close

¿Cuál es el origen del calendario y sus meses?

En Balumba nos hemos propuesto que conozcas el origen de las cosas más insólitas y cotidianas que se te puedan ocurrir. Por eso hemos mirado al calendario y nos hemos preguntado varias cosas. ¿Cuál es el origen del calendario que usamos? ¿Por qué los meses se llaman así? Nuestro equipo de detectives doctorados en la prestigiosa Universidad de la Vida 😉 se ha puesto manos a la obra para que no pierdas comba. ¡Vamos a por ello! (Ah, y no descartamos alguna que otra sorpresa relacionada con los coches, así que atentos que empieza la clase 🙂 )

En el principio todo era oscuridad…

Y se hizo la luz. A ver, hay que remontarse a mucho tiempo atrás, ¡pero no a tanto! Antes que la antigüedad fuera antigua, los pueblos primitivos solían usar como calendario las fases de la luna (la del cielo, no las lunas de tu coche). Pero fueron los egipcios quienes descubrieron que los calendarios lunares no eran prácticos para predecir el inicio de las crecidas de su río Nilo, un acontecimiento fundamental para su ritmo de vida a lo largo del año. Así que el calendario lunar, con unas fases tan cortas y cambiantes, no les valía. ¡Necesitaban una alternativa!

En el principio todo era oscuridad… pero los egipcios pusieron fin a eso. Los constructores de las pirámides se dieron cuenta de que siguiendo el movimiento del sol podían predecir mejor las estaciones, porque cada 365 días siempre llegaba el día mas largo, justo en la época en que el río Nilo regaba sus tierras. Por esa razón los egipcios, desde entonces, prefirieron utilizar el calendario solar. Este es el origen del calendario que usamos hoy en día, pero todavía quedaba mucho por hacer.

Los romanos… una vez más

Fueron los sabios de la Antigua Roma quienes confeccionaron un calendario que se parece mucho al nuestro. Ya que nos vamos a meter con el origen de los nombres de los meses del calendario, comenzaremos diciendo que la propia palabra calendario viene del latín “calendas”, nombre que se usaba para designar a los primeros días de cada mes. El “calendario” era pues el registro de las calendas para un año. También fueron los romanos quienes dieron nombres a todos los meses de nuestro calendario. Vamos a ver cuáles son.

Meses de primavera

Para los romanos marzo era el primer día del año (¡) ¿Y por qué? Pues porque en marzo empezaba el buen tiempo, y por lo tanto era cuando las legiones romanas podían emprender nuevas guerras de conquista. Por eso, los romanos, cuya prioridad era conquistar nuevos territorios, dedicaron el mes marzo a Marte, el dios de la guerra. Y ya que hablamos de marzo, y como nuestra pasión son los coches además del saber ;), os diremos que en este próximo mes de marzo se lanza nada más y nada menos que BMW Serie 2 Coupé ¡quién lo pillara!

Al mes siguiente los romanos le pusieron el nombre de aprilis, ya que era el mes de la “apertura” de las flores. En latín el verbo abrir se dice aperi, y de ahí derivó a aprilis, nuestro actual abril. ¿Sabes qué coche, entre otros se lanzará en abril? Al deportivo 4C de Alfa Romeo se unirá el lanzamiento del Alfa Romeo Giulia para el mes de las flores. ¡Una buena noticia más para la primavera!

Alfa-Romeo-Giulia-2014
Aspecto del Alfa Romeo Giulia que se lanza en abril de 2014. ¡Flores para Guilia! Foto: Alfa Romeo.

El mes siguiente, mayo, recibió el nombre de maius, porque se piensa que estaba dedicado a Maia. Y no, nos referimos al insecto himenóptero que vivía en un país multicolor, sino a Maia, la diosa romana de la fertilidad agrícola. Y es que según dicen mayo o maius es buen mes para algunos tipos de cultivos. Lo que sí recogerá en mayo BMW serán los frutos de lanzar uno de los coches más esperados del año, el BMW i8, un superdeportivo híbrido eléctrico con unas prestaciones increíbles. Te va a encantar.

Mayo-BMW-i8
Apertura en alas de gaviota del gran BMW i8. Lo veremos en mayo o maius. Foto: BMW.

Meses de verano

En cuanto a los meses de verano, junio se llama así por Juno, la diosa del hogar y la familia. Al mes que seguía a junio los romanos le pusieron de nombre Quintilis, porque era el quinto mes. Más tarde, ese nombre fue cambiado por Julio porque dedicaron ese mes al famoso general romano Julio César. Os recordamos que los emperadores eran considerados dioses en la Antigua Roma, así que no es de extrañar que a uno tan grande como Julio César le dedicaran todo un mes. Y lo mismo sucedió con el mes de agosto, que en un principio fue llamado Sextilis, es decir, el sexto mes. Pero el senado romano cambió ese nombre porque quiso dedicar el mes Sextilis a honrar al emperador Augusto. Por eso, ese mes se llama ahora agosto.

Resto de meses

Con el resto de meses del año los romanos no se calentaron la cabeza. Al mes séptimo se le llamaba simplemente así, “mes séptimo”. Y es que en latín séptimo se decía september. La palabra september derivó al idioma español en la palabra septiembre. El resto es similar: Al mes octavo los romanos le llamaron simplemente así, “octavo”, que en latín se decía “october” (como en inglés); y “october” se transformó en la palabra española “octubre”. Al mes noveno, los romanos le llamaron “noveno”. En latín, November. De ahí,  el nombre de noviembre, mientras que al décimo mes le llamaron simplemente “décimo”. En latín, December. Diciembre en español.

¿Y enero y febrero?

Si a alguien le ha dado por contar, habrá comprobado que hemos analizado sólo el nombre de 10 meses. ¡Nos faltan 2! Efectivamente, el primitivo calendario romano tenía sólo 10 meses. Por eso, septiembre era el mes séptimo; octubre, el mes octavo; y así, sucesivamente. Este calendario funcionó de esta manera, hasta que se añadieron 2 nuevos meses para adecuar el calendario a las estaciones del año. A estos 2 nuevos meses se les llamó Januarius (dedicado a Jano, dios de los comienzos), y Februarius, porque se le dedicó a Februs, dios que perdonaba las faltas cometidas a lo largo del año. Januarius y Februarius son nuestro enero y febrero. Y para los romanos eran los últimos meses del año. ¡Vaya lío!

Lo que sucedió después para ordenar los meses del año tal y como los conocemos hoy, fue que en el mencionado Julio César  instauró un calendario unificado para todos los territorios romanos. Fue en el año 46 AC antes de Cristo. En honor al emperador, este calendario se le llamó calendario juliano. En él se ordenó el año en 365 días y ordenó que definitivamente el año comenzara en enero, en lugar de en marzo.

Juliano y Gregoriano, dos nombres de calendario

Si conoces a alguien que se llama Juliano o Gregoriano, seguramente le habrás hecho la broma de que tiene nombre de calendario. Nosotros en la actualidad nos guiamos por el calendario gregoriano, cuyo antecedente como hemos visto es el calendario juliano. ¿Por qué se llama así nuestro calendario? Pues el calendario gregoriano recibe este nombre por el Papa Gregorio XIII, que fue uno de sus máximos promotores. En 1582 el calendario gregoriano sustituye al juliano.

¿Quieres conocer el origen de algo de lo que te rodea? Contáctanos. Escribe tus peticiones en los comentarios de este post y nuestro equipo de expertos investigadores se pondrá manos a la obra 😎 . Y si lo que estás buscando es un seguro de coche barato para ti, también podemos ayudarte. Los precios de Balumba son sorprendentes, como sorprendente es conocer el origen de los meses del año y de nuestro calendario.

Balumba

Autor Balumba

En Balumba ofrecemos seguros de coche y moto. Puedes contratarlos a través del teléfono o por internet. Visita ahora www.balumba.es ¡Te esperamos! Sigue a Balumba en Google +

2 Comentarios

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja una respuesta

icono coche balumba

Calcula tu precio online, ¡y ahorra un 30%!

CALCULA TU SEGURO