close

Dormir al volante: Consejos para evitarlo

Acabamos de saber que unos 600.000 españoles conducen con somnolencia crónica y, en muchas ocasiones, sin saber que la padecen. En Balumba queremos que tengas precaución a la hora de realizar un trayecto  y que no te pase esto, dormir al volante.

Dormir al volante

El conductor tipo que sufre estos microsueños se adapta a la perfección a la descripción de Homer Simpson: varón, de edad media, con hipertensión arterial, que ronca habitualmente y con sobrepeso. Según las estadísticas, este tipo de conductores tienen once veces más posibilidades de provocar un accidente de tráfico que el resto.

A pesar de lo que parecería lógico, la franja horaria que mayor accidentes de tráfico por somnolencia registra no es la nocturna, sino la que transcurre entre las 13h y las 16h (así que cuidado con la salida de los trabajos y de clase).

Para no quedarnos dormidos en el coche podemos actuar de tres formas distintas: previniendo, actuando o con ayuda tecnológica. Por supuesto, cuanto más nos acerquemos a la última opción mayor será el costo y menor el tiempo de reacción.

Dicen que prevenir es mejor que curar, y en este caso lo mejor es adoptar una serie de recomendaciones que nos traslada la Unidad de Trastornos del sueño del Hospital del Trabajador y que te recordamos de nuevo:

-Adoptar un horario habitual a la hora de acostarnos y levantarnos. Es importante acostumbrar al cuerpo a un determinado tiempo de descanso.

-No ingerir alimentos copiosos momentos antes de acostarnos.

-Tomar un baño tibio no muy prolongado en el tiempo, unos veinte minutos antes de dormir.

-Realizar algún tipo de ejercicio físico al levantarnos, no antes de dormir.

-Si no podemos coger el sueño con rapidez tenemos que evitar dar vueltas en la cama, lo mejor es realizar algún tipo de actividad tranquila (leer un libro por ejemplo).

-Ir al baño antes de dormir

-Procurar dormir en una habitación libre de ruidos y luces.

Si a pesar de tomar estas precauciones nos vemos sorprendidos por el sueño en pleno trayecto, lo mejor es parar y dormir durante unos veinte minutos. En muchas ocasiones nos indican que se pueden abrir las ventanillas, poner música o incluso entablar una conversación, pero lo cierto es que sus efectos son breves y la somnolencia volverá a hacer acto de presencia. Si la sensación de sueño es mínima podría bastar con un simple paseo que reactive nuestra circulación sanguínea y pueda ejercitar nuestros músculos.

 Dormir al volante. Cómo evitarlo.

Por último, como siempre, podremos recurrir a la tecnología que, aunque aún esté en fase experimental con este problema, está consiguiendo avances importantes en los últimos años.

Citroën ha incorporado de serie en su modelo C5 un sistema que detecta, en autopista o vías de rápida conducción, si el vehículo pisa una línea (continua o discontinua) sin que los intermitentes estén activados. Cuando esto se produce, el conductor es alertado gracias a la vibración de su asiento.

BMW está llegando más allá en su investigación, estudiando un dispositivo que lee la frecuencia de pestañeo y la velocidad del mismo para determinar el grado de somnolencia que puede padecer el conductor.

Si quiere estar protegido en todo trayecto que haga no dude en contratar nuestra asistencia en viajes.

ChemadeAquino

Autor ChemadeAquino

Periodista. Creador de SiempreConectado.es Puedes seguirlo en twitter @Chemadeaquino y hablar con él sobre este artículo.

2 Comentarios

Deja una respuesta

icono coche balumba

Calcula tu precio online, ¡y ahorra un 30%!

CALCULA TU SEGURO