close

Las discusiones en el coche

Todos nos volvemos más susceptibles cuando estamos al volante, pero discutir mientras se conduce puede resultar peligroso. Aunque dispongamos de un buen seguro de coche, es recomendable evitar este tipo de situaciones para no sufrir un accidente.

Conducir en sí ya resulta bastante estresante, con todos los atascos, conductores que no respetan la distancia de seguridad o que no utilizan los intermitentes… Aun así, muchos de nosotros no solo tenemos que soportar estos problemas cuando estamos al volante, sino que también tenemos que lidiar con nuestros acompañantes.

Un estudio, llevado a cabo en Reino Unido en el año 2002, demostró que cuando alguien conduce estresado, corre un mayor riesgo de sufrir un accidente. Y una discusión con tu pareja puede resultar bastante estresante.

Discusiones más típicas

La mayor parte de las parejas discute cuando está en el coche. El motivo puede deberse a la conducción en sí, cuando el copiloto critica el estilo de conducción o las decisiones del conductor. Otro motivo de discusión es que el copiloto crea que el conductor va demasiado rápido, por el carril equivocado o no quiere parar para pedir indicaciones acerca de cómo llegar a algún lugar.

Por otra parte, la discusión también puede tratar sobre algo más personal: dinero, temas familiares o domésticos. Es algo muy común discutir sobre los problemas de una relación mientras se está en el coche.

Esto se debe a que el automóvil parece un ambiente menos hostil. Allí no parece que nos hayamos sentado para tener una conversación profunda sobre nuestros problemas, una situación que puede resultar incómoda y agobiante para algunas personas. Además, en el coche, todos los pasajeros están mirando hacia adelante. Para la mayor parte de las personas, resulta más fácil decir lo que piensan si no están mirando de frente a su interlocutor.

Si se trata de un asunto sin importancia, no hay inconveniente en resolverlo mientras se conduce. Pero si se trata de algo más personal y la conversación sube de tono, nos encontramos ante una situación peligrosa.

Un peligro para la conducción

En estos casos, el conductor no podrá dirigir toda su atención hacia la carretera. Y esto, cuando estamos en un atasco en la ciudad o conduciendo por la autovía a 120 km/hora, puede resultar peligroso y derivar en un accidente de tráfico.

Algunos pasajeros prefieren hablar de temas peliagudos cuando están en el coche, ya que así el conductor no podrá reaccionar de la misma forma porque ha de estar concentrado en la carretera.

Distracciones

Otro reciente estudio sobre conducción y el uso de teléfonos móviles, elaborado por el Transport Research Laboratory (Laboratorio de investigaciones sobre el transporte) de Reino Unido, muestra que los conductores se distraen más cuando mantienen una conversación a través del teléfono móvil que cuando hablan con otro pasajero del coche.

Los pasajeros pueden apreciar las situaciones de peligro, como un cruce peligroso o un camión que aparece de pronto, y pausar la conversación. Sin embargo, la persona que habla por teléfono no puede percibir este tipo de situaciones. Por lo tanto, si estás enfadado con tu pareja, es mejor que no llames para discutir mientras esté conduciendo y esperes a que llegue a casa.

En cuanto a cómo evitar las discusiones en el coche, es mejor no hacer comentarios acerca del estilo de conducción de tu pareja. Todos tenemos nuestra propia forma de conducir y, mientras no resulte peligroso para nuestra seguridad, es mejor dejar que cada uno lo haga a su manera.

En Balumba te recomendamos también contratar un buen seguro de automóvil. Visita la página web de Balumba para consultar nuestras ofertas de seguros de coches y todas las coberturas que te ofrecemos.

 

Foto | afroboof

Balumba

Autor Balumba

En Balumba ofrecemos seguros de coche y moto. Puedes contratarlos a través del teléfono o por internet. Visita ahora www.balumba.es ¡Te esperamos! Sigue a Balumba en Google +

1 Comentario

Deja una respuesta

icono coche balumba

Calcula tu precio online, ¡y ahorra un 30%!

CALCULA TU SEGURO