close

Conductor novel: en busca del coche perfecto

¿Ya has superado el primer desafío de todo conductor y tienes la “L” en tus manos? ¡Enhorabuena! Ahora llega la segunda parte: ¿en qué coche deberías ponerla? Aunque dar con “el elegido” es una tarea personal, desde Balumba te damos unos consejos para saber qué coche escoger por primera vez. ¡Arrancamos!

¿Nuevo o de segunda mano?

La eterna pregunta. Aunque a todos nos gusta estrenar las cosas, y no hay nada como el olor a coche nuevo por la mañana, hay que tener en cuenta también los posibles roces al principio. Aprovechamos para advertirte sobre esa columna que puede que te persiga por el parking.
Como lo ideal es coger técnica al volante, es aconsejable empezar con un coche de segunda mano con pocos kilómetros y de confianza. Así, los arañazos dolerán menos. Por supuesto, una revisión antes será clave.

¿Gasolina o diésel?

Vamos a filtrar por los posibles usos que hagas del coche, que es lo que marcará la verdadera diferencia:

  • Gasolina: Ideal para distancias cortas o por el núcleo urbano. Este tipo de coche también es más ligero que los demás, y en cuanto a su precio también se encontrarán opciones más asequibles.
  • Diésel: Si vas a hacer muchos kilómetros, es la mejor opción por su bajo consumo. Además, el motor diésel es más adecuado para los conductores noveles porque sufre menos y no se cala con facilidad. No es casualidad que muchas autoescuelas opten por estos vehículos en su flota.

Hay más opciones en el mercado, como los eléctricos, cuya autonomía va mejorando con el tiempo; o los híbridos, por ejemplo, que compaginan la combustión tradicional con la eléctrica.
Sin embargo, para empezar lo mejor es romper mano con un coche tradicional para no añadir la búsqueda de estaciones eléctricas a las preocupaciones del conductor novel.

¿Manual o automático?

Seguro que más de una vez el cambio de marchas te puede llegar a agobiar, y prefieras sentirte como en un videojuego: mover el volante y no preocuparte de nada más. Sin embargo, lo ideal es aprender a controlar la transmisión manual ya que es una de las partes más complicadas de la conducción. Mejor aprender a controlarla desde el principio y, si quieres, dar el salto después al automático.

¿Motor con mucha potencia o poca?

De nuevo tenemos que recurrir a las necesidades de cada conductor. En caso de circular por puertos de montaña o por autovías, es preferible tener más potencia. En ese caso con un motor que no exceda los 120 CV será lo ideal.
Para circular únicamente por entornos urbanos, con tener un motor de 90 CV como máximo será suficiente.

Algunas opciones

Por si aún tienes algunas dudas, te proponemos algunos modelos de ejemplo para ayudarte a iniciar el filtro de tu nuevo compañero de viajes:

  • Seat Ibiza: Sin duda, uno de los clásicos en las carreteras españolas. Tanto sus versiones con algunos añitos de más, como sus nuevos modelos, son ideales para los conductores principiantes. Además, cuenta también con el modelo diésel para aquellos que quieran aprovechar su flamante L para hacer muchos kilómetros.
  • Ford Fiesta: Otro clásico que con cada modelo ha ido mejorando en prestaciones. El ideal para optar por la gasolina.
  • Dacia Sandero Stepway: Aunque con unas dimensiones ligeramente superiores a los anteriores, se gana también en altura por lo que te ayudará a sentirte con más confianza en carretera.

Tanto las prestaciones, como el modelo de coche que te acompañará en tu primera aventura al volante, al final son decisiones personales. Sin embargo, esperamos haberte ayudado resolviendo algunas dudas frecuentes. Una vez que lo hayas elegido, ¡no olvides la importancia del seguro!

Redacción

Autor Redacción

El equipo de redacción de Balumba te trae los mejores consejos y anécdotas sobre el mundo del motor.

Deja una respuesta

icono coche balumba

Calcula tu precio online, ¡y ahorra un 30%!

CALCULA TU SEGURO