close

¿Cómo calcular la eficiencia energética de mi vehículo?

El consumo de carburantes cada vez nos preocupa más y no solo por el medio ambiente, del que ya por suerte casi todos estamos concienciados, sino también por el ahorro y por las limitaciones de movimiento en las ciudades con planes de contaminación.

Estas etiquetas empezaron a funcionar en el año 2002, el IDAE (Instituto para la diversificación y Ahorro de Energía) dispone de una base de datos con más de 15.000 modelos de turismos y furgonetas donde están clasificados por el combustible que utilizan y por su eficiencia energética.

El IDAE establece una relación entre el consumo y del tamaño del vehículo y hace una comparativa con todo el parque automovilístico español. Estas etiquetas son un modo de clasificar los vehículos según su ahorro de combustible y su eficiencia energética.

Gracias a este cálculo podremos elegir un coche según su eficiencia energética y, al mismo tiempo, la Administración dispone de un modo para organizar las ayudas según las emisiones del coches.

¿Cómo se calcula la eficiencia energética de un coche?

Esta clasificación la integran vehículos de gasolina, gasoil e híbridos, es decir, todos los que usan carburantes derivados del petróleo.

El cálculo a realizar para obtener el certificado energético consiste en la comparación entre el consumo de cada vehículo en función de su superficie con la media de su tamaño. Para entendernos, se compara la eficiencia del modelo de coche en concreto con un valor medio. Si la desviación respecto al valor medio es menor en más de un 25%, se le otorga la letra A (la mayor eficiencia posible); mientras que si es mayor en más de un 25% se le asigna la letra G (la menor eficiencia posible).

En total hay siete niveles de eficiencia marcados con letras de la A a la G, y cada una de ellas se corresponde con colores del verde al rojo pasando por el amarillo y el naranja:

  • Etiqueta A: es la que se coloca en los vehículos cuyo consumo está más de un 25% por debajo de la media.
  • Etiqueta B: se coloca en los automóviles que consumen entre un 15% y un 25% menos de combustible que la media.
  • Etiqueta C:indica los vehículos que consumen entre un 5% y un 15% menos que la media.
  • Etiqueta D: para automóviles con un consumo entre un 5% por debajo y un 5% por encima de la media.
  • Etiqueta E: señala los vehículos cuyo consumo se sitúa entre un 5% y un 15% por encima de la media.
  • Etiqueta F: para automóviles con un consumo entre un 15% y un 25% por encima de la media.
  • Etiqueta G: para vehículos con un consumo de más de un 25% por encima de la media.

Si quieres saber si tu coche o el que estás pensando en comprarte está en el primer puesto o en el último en la clasificación energética, puedes consultarlo en las características técnicas del mismo, ya que es un dato que el fabricante está obligado a facilitarnos. Otra opción es acudir a la base de datos del IDAE, que se actualiza con bastante frecuencia.

La etiqueta energética y el Plan Renove 2020

Si lo que quieres es cambiar de coche, la cuantía de las ayudas del Plan Renove 2020 irán en función de la etiqueta energética que tenga tu vehículo. El objetivo de este Plan Renove consiste en incentivar mediante la concesión de ayudas la compra de vehículos para la sustitución de los más antiguos por modelos menos contaminantes y más seguros, incorporando al mismo tiempo criterios ambientales y sociales.

Deja una respuesta

icono coche balumba

Calcula tu precio online, ¡y ahorra un 30%!

CALCULA TU SEGURO