close

4 trucos que no puedes olvidar para conducir en invierno

Se van las fiestas, pero el invierno sigue aquí. Y por si no lo sabíais tiene plan de quedarse hasta por lo menos el 21 de marzo ;). Como todavía nos quedan 2 largos meses y medio de frío, en Balumba hemos pensado que podría ser de utilidad dar algunos consejos prácticos para conducir en invierno. Aquí te traemos 4. ¡Esperamos que os sean de utilidad!

Conducir con lluvia

El invierno viene siempre acompañado de inclemencias meteorológicas. Los temporales y borrascas se suceden más o menos en toda la península durante esta época del año. Estas condiciones adversas hacen que la lluvia sea un molesto compañero de viaje haciendo más complicada la conducción. Existen inventos exóticos como paraguas reflectantes para que en caso de lluvia los peatones sean más visibles para los conductores (y luego están los chalecos reflectantes de toda la vida, muy útiles para estas ocasiones). Además la lluvia es un elemento que hace aumentar la peligrosidad tanto en ciudad como en los desplazamientos en carretera, puesto que en las urbes hace que más gente coja el coche y se formen atascos, mientras que en carretera, bajo condiciones de lluvia intensa podemos perder el control del vehículo. Ante los atascos, el mejor truco es no perder la paciencia y no convertirse en un conductor agresivo, mientras que si aparece en nuestro viaje en carretera una lluvia intensa, algo muy recomendable es aparcar nuestro coche en un lugar seguro (una gasolinera o un área de descanso) siempre bajo las máximas condiciones de seguridad y esperar a que la lluvia pare. Bajo ningún concepto hay que detener el vehículo en mitad de la carretera por mucho que esté cayendo la mundial en forma de agua porque en ese caso el golpe por detrás puede ser inminente ya que el coche que venga también tendrá la visibilidad reducida.

La nieve, el enemigo blanco

La nieve es un elemento poco frecuente para muchos, mientras que otros conductores están más que habituados a conducir con nieve. La nieve es sin lugar a dudas uno de los fenómenos atmosféricos más temidos por los conductores, puesto que mezcla poca visibilidad, retenciones, resbalones y demás barreras a la conducción. Será útil llevar en nuestro maletero del coche un rascador de nieve o espátula por si las lunas de nuestro coche están cubiertas por una capa de nieve/hielo en caso de haberlo aparcado en la calle. Una vez iniciada la marcha, si prevemos encontrar nieve en la carretera, debemos llevar bien lleno el depósito de nuestro coche. Nunca se sabe cuándo vamos a quedarnos retenidos en medio de una nevada, o en un atasco provocado por ella. Seguro que en esa situación adversa no querrás verte sin gasolina.

coche helado
En invierno no te quedes helado y sigue los trucos de Balumba para una conducción segura. Foto: DGT.

TIP: Hace algún tiempo en nuestro blog de Balumba ya escribimos un post sobre consejos concretos para conducir con nieve. Échales un vistazo y amplía la seguridad en carretera.

Aumentar la distancia de seguridad

Fruto de los anteriores puntos, en los que ya hablábamos de los peligros de conducir en invierno bajo la nieve o la lluvia, otro truco/consejo imprescindible para el coche en invierno será ampliar la distancia de seguridad respecto al vehículo que tenemos delante. No olvidemos que las carreteras heladas, la formación de neveros y los charcos hacen que nuestros neumáticos se aferren al asfalto con más dificultad y que incluso puedan patinar. Lo que la lógica nos dice en este caso es que habrá que aumentar en consecuencia la distancia de seguridad, bien, pero ante este consejo cabría preguntarse ¿cuál es la distancia de seguridad adecuada entre dos coches? En nuestro país no existe una normativa establecida para determinar cuál es la distancia de seguridad estándar. Sí que hay consejos como este que te brindamos, y es que si tenemos en cuenta que el tiempo de reacción de frenada es de unos 2 segundos, y que un coche a 100 kilómetros por hora avanza hasta 56 metros (¡), la lógica nos dice que si mantenemos una distancia media en carretera mínima de 60 metros con el vehículo que nos precede, podremos reaccionar más o menos a tiempo. Estos 60 metros de seguridad por lo tanto deberían aumentar en invierno a mínimo 80 metros respecto al siguiente vehículo. Aumentando o disminuyendo en función de la velocidad que llevemos. Por supuesto en estos temas de distancia de seguridad la lógica propia de cada situación va a ser la mejor consejera, pero por si acaso aquí está el truco que os damos.

señal peligro de alcances
Aumentar la distancia de seguridad puede ser una de las mejores decisiones que puedes tomar en tu coche en invierno.

Neumáticos y cadenas de invierno

Es posible que en alguna ocasión durante este invierno necesite cadenas o neumáticos especiales de invierno. Las cadenas son unos dispositivos que se pueden llevar en el maletero en caso de que pensemos que puede haber una nevada. Estas cadenas se colocan en las ruedas motrices, que generalmente suelen ser las delanteras. Por otro lado existen los neumáticos de invierno, que son unos neumáticos completos que sustituirían a los convencionales. Estos neumáticos de invierno ciertamente son más caros que los convencionales, pero a la larga pueden ahorrar al conductor y a los ocupantes del vehículo más de una sorpresa. Al estar fabricados en goma natural, es más difícil que los neumáticos de invierno se endurezcan por el frío y de esta forma ofrecen un mejor agarre en superficies resbaladizas. Tanto es así que en algunos países centroeuropeos como Alemania o Austria este tipo de neumáticos son obligatorios durante los meses que dura el invierno. Si en su zona es habitual la nieve una opción muy válida puede ser utilizar durante estos días neumáticos de invierno, nieve o no nieve, y luego sustituirlos por los neumáticos habituales una vez llegue la primavera.

Y hasta aquí nuestros 4 consejos básicos para conducir en invierno. Seguro que tú conoces y aplicas algunos trucos más en caso de que tú y tu coche os tengáis que enfrentar a la carretera en invierno. ¿Por qué no los compartes con nosotros? Por otro lado, además de consejos útiles, en Balumba también te ofrecemos unos seguros de coche muy completos a un precio a tu medida. Puedes consultar en nuestra web y hacer o recuperar tu presupuesto personalizado en muy poco tiempo. Prueba y te convencerás (no pierdes nada).

Balumba

Autor Balumba

En Balumba ofrecemos seguros de coche y moto. Puedes contratarlos a través del teléfono o por internet. Visita ahora www.balumba.es ¡Te esperamos! Sigue a Balumba en Google +

5 Comentarios

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja una respuesta

icono coche balumba

Calcula tu precio online, ¡y ahorra un 30%!

CALCULA TU SEGURO