close

Viajar con mascotas, ¡garantiza su seguridad!

Cuando tienes una mascota, esta se convierte en mucho más que un animal de compañía: es un amigo, un compañero, un miembro más (y muy importante) de la familia. Por eso, cuando viajas en coche con ella seguro que quieres garantizar su seguridad y comodidad todo lo posible, ¿verdad? En Balumba sabemos cómo conseguirlo, ¡y queremos compartirlo contigo! Esto es todo lo que debes saber a la hora de viajar con mascotas en tu vehículo.

Una mascota puede ser uno de los mejores compañeros de viaje si sabes cómo conseguirlo. Sin embargo, también pueden convertirse en un gran peligro para la seguridad vial y para sí mismos si no viajan como es debido. Los peligros que pueden provocar las mascotas en el coche si no viajan como deben van desde la distracción del conductor, interferir en la conducción manipulando algún elemento (como la palanca de cambios) a salir despedido en caso de accidente.

Antes del viaje, no te olvides…

Al igual que cualquier otro miembro de la familia, tu mascota debe prepararse para el viaje. ¿Qué quiere esto decir? Que antes del mismo tendrás que seguir algunas indicaciones para garantizar que tu mascota viaje lo más cómoda, segura y tranquila posible. Estos son algunos de los consejos que deberías tener en cuenta:

  1. Algunas mascotas, como los perros, pueden marearse en el coche, así que deberías tenerlo muy en cuenta cuando vayas a realizar viajes (sobre todo, si son viajes largos). Para evitarlo, puedes acostumbrarlo poco a poco a viajar en coche, dándole pequeños paseos (cada día un poco más largos).
  2. Asegúrate de que hace sus necesidades antes de montarse en el coche.
  3. No la montes en el coche hasta que esté tranquila. Si el animal sube al vehículo nervioso, el viaje comienza mal. Es preferible que esperes a que se relaje, y no lo obligues a subir por la fuerza. Además, para evitar estas situaciones, es recomendable que evites actividades que puedan ponerlo nervioso antes, como juegos que puedan excitarlo o hacerlo correr.
  4. Llévalo al veterinario antes del viaje para asegurarte de que tu mascota está perfectamente, e informa al médico del destino. Así, podrá asesorarte sobre los cuidados que podría necesitar o, en caso de que fuera necesario, ponerle las vacunas pertinentes.
  5. Comprueba que llevas contigo toda la documentación de tu mascota. Estos papeles dependerán de tu mascota, pero siempre debes comprobar que tienes la tarjeta sanitaria y, en caso de viajar por Europa, el Pasaporte Europeo para Animales de Compañía.
  6. Protégela por completo: en Balumba, la cobertura de Asistencia en Viaje no te cubre a ti únicamente. Si viajas con mascota, en caso de que necesitaras hacer uso de esta cobertura no solo nos hacemos cargo de tu traslado: también cubrimos los gastos ocasionados para el traslado de tu animal doméstico si fuera necesario. ¿Quieres consultar las condiciones?

INFÓRMATE AQUÍ

En tus viajes con mascotas, ten en cuenta…

viaje con perro en coche

Una vez que todo está listo y arrancas, tampoco puedes olvidarte de las atenciones a tu mascota. Estos son algunas de las cosas que debes tener en cuenta:

Paradas breves

Realiza paradas breves para descansar. Sabes que esto es algo que siempre se aconseja en los viajes en coche. Pero, si además viajas con una mascota, recuerda que ella también necesita descansar. Eso sí, recuerda hacerlo en un lugar seguro y ten mucho cuidado al abrir el coche, ya que puede salir corriendo y poner en peligro la seguridad vial. Imagina, por ejemplo, que viajas en coche con un coche con arnés y cinturón y paras en una estación de servicio. Al quitar el cinturón a tu perro, podría salir corriendo y poner en peligro su seguridad y la del resto de ocupantes de la estación. Por otro lado, por supuesto, nunca dejes a tu mascota en el vehículo sin ventilación mientras realizas una de estas paradas, especialmente cuando hace mucho calor.

Mascotas sujetas y separadas

Asegúrate de que tienes los sistemas de retención adecuados para tu mascota. Recuerda que esta nunca debe viajar suelta en tu coche, y siempre debe ir separada del resto de pasajeros para evitar que se ponga más nerviosa o que pueda ocasionar daños en caso de accidente.

Cuidado con las ventanas

Debes estar muy pendiente de que tu mascota no asome la cabeza por la ventanilla. Por un lado, puede distraer a otros conductores. Por otro, corre el peligro de asomarse demasiado y caerse. Lo mejor: bloquea las ventanillas y asegúrate de que tu mascota está bien sujeta.

Comprueba su estado

Mantente atento y asegúrate de que tu mascota está cómoda y tranquila en todo momento. Asegúrate de que está hidratadoa, aprovecha las paradas para que beba y coma y comprueba que no sienta mareos, fatigas o agobios. Aunque no lo creas, algunos animales pueden ser claustrofóbicos y estar encerrados en el coche durante un largo rato puede provocarles mucha ansiedad. Si ves, por ejemplo, que tu perro comienza a babear más de lo habitual, deberías parar. Es posible que esté mareado o fatigado.

Sistemas de retención para viajar con mascotas

sistemas de retención para mascotas

Algunos de los puntos anteriores no son solo un consejo, estás obligado a cumplir con ellos por ley. De hecho, viajar con mascotas sueltas en el coche puede conllevar sanciones de hasta 100€, dado el peligro que esto puede provocar para la seguridad vial. Por eso, existen sistemas de retención para mascotas, homologados mediante normativas europeas. Según el tamaño y peso de tu mascota, deberás utilizar uno u otro de los siguientes:

  • Transportín. Es uno de los medios más seguros para transportar tus mascotas, perfecta para gatos o animales pequeños. Eso sí, solemos cometer el error de situarlo sobre el asiento sujeto con el cinturón de seguridad, lo cual resulta un peligro para la mascota. Se ha comprobado que, en caso de accidente, esta posición provoca la rotura del transportín y el animal sale despedido del mismo. Lo correcto es colocarlo en el suelo, a los pies de los asientos y con la rejilla mirando hacia un lateral.
  • Arné y cinturón de seguridad. En otros casos, podemos utilizar un arnés y atar a nuestra mascota con el cinturón de seguridad. Este tipo de sistema se utiliza mucho para viajar con perros, pero recuerda: nunca debes amarrar el cinturón directamente al collar de tu perro, ya que esto supone un grave peligro para el mismo en caso de accidente.
  • Rejilla. Por último, puedes optar por una rejilla si tu mascota es de gran tamaño. Con esta rejilla divisoria, que puedes colocar para separar los asientos delanteros y traseros, o los traseros del espacio del maletero, te aseguras de que tu mascota no se mueva suelto por el coche y, al mismo tiempo, no se sienta agobiada ni encerrada.

¡Listo! ¿Lo tienes todo? Si es así, ya estás preparado para disfrutar de este viaje con tu mascota. Solo te queda disfrutar de tus vacaciones en familia. Y recuerda, si la suerte no os acompaña y necesitáis hacer uso de la Asistencia en Viaje, en Balumba tu mascota también estará cubierta. Y además, ahorras. Calcula ahora tu seguro de coche y comprueba todas las ventajas de ser Balumba, ¡sin ningún compromiso!

CALCULA TU SEGURO

Redacción

Autor Redacción

El equipo de redacción de Balumba te trae los mejores consejos y anécdotas sobre el mundo del motor.

1 Comentario

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja una respuesta