close

Vacaciones a la vista, ¿todo listo?

En vacaciones los desplazamientos por carretera aumentan teniendo que extremar la precaución en la conducción. Por ello, si el trayecto a tu destino vacacional lo haces en coche, te recomendamos que sigas algunos consejos. ¡Coge nota!

Vacaciones: viaje en coche

1. Planifica tu viaje

Antes de salir de viaje deberías haber pasado por el taller para comprobar que tu coche está en perfecto estado (niveles de aceite, batería,  presión, banda de rodadura de las ruedas,  etc.). También debes chequear que llevas todos los elementos que te harían falta en caso de avería: triángulos de emergencia, chaleco reflectante, gato, correas, herramientas y juegos de luces.

Es muy importante que antes de emprender tu marcha, planifiques la ruta que vas a seguir, así como fijar la hora de salida en función de los tramos horarios de mayor atasco. Para estos casos, te recomendamos que uses algunas aplicaciones móviles que te indican en tiempo real el estado de la vía. Una de estas aplicaciones es la de la DGT, que te permite guardar las rutas que más frecuentas, de esta forma conoces las incidencias que hay en la carretera; además podrás acceder a las cámaras oficiales de tráfico, a la localización de radares y a cualquier otra información de tráfico que necesites. También puedes descargarte Waze; esta es una red social donde los usuarios comentan en tiempo real el tráfico por zonas, los accidentes ocurridos, las gasolineras, etc. Esta aplicación se encuentra disponible en Android y en iOS; o puedes tener en tu móvil la app de Google Maps  que te indica la intensidad del tráfico en colores junto con la posibilidad de personalizar rutas, consultar el precio de combustible y establecer itinerarios a pie o en transporte público. Estas aplicaciones móviles son perfectas para este tipo de situaciones pero…¡ojo con el uso del móvil al volante!

Carretera
PLANIFICA LA RUTA DE TU VIAJE CON TIEMPO. Fuente: Pixabay.

 2. Descansa antes de salir de viaje

No cojas el coche justo después de trabajar… si te pones a conducir después de una larga jornada de trabajo, te cansarás antes y esto incrementará el riesgo de tener un accidente. Además no es recomendable circular durante mucho tiempo, debes descansar cada dos horas o bien cada 200 kilómetros como mucho.

3. Respeta las normas de seguridad

Una de las premisas que debes tener en cuenta antes de coger el coche es que: si bebes, no conduzas. En todo momento debes respetar las normas de circulación.

-Todos los ocupantes deben tener el cinturón puesto o el sistema de retención infantil ( sillitas) si viajas con niños.

-Respeta la distancia de seguridad pertinente. La DGT recomienda aplicar la regla del cuadrado, es decir, si por ejemplo, vas a 90 kilómetros por hora, si multiplicas el nueve por sí mismo el resultado te indicará la distancia que debes dejar con el coche que tienes delante. Si vas a 50 kilómetros por hora, la separación que debes mantener deberá ser de 25 metros. Si no quieres hacer este pequeño calculo matemático, lo aconsejable es que dejes la mitad en metros de la velocidad a la que vayas conduciendo. Por ejemplo, si vas a 100 kilómetros por hora, debes dejar un espacio de 50 metros.

En el caso de que te encuentres en unas circunstancias adversas como tráfico denso o atasco es más difícil mantener esta distancia entre un coche y otro porque inevitablemente se circula muy pegado. Ante esto, lo mejor es saber qué carril es el más adecuado para maniobrar siempre adecuando la velocidad al estado de la vía y a la del resto de vehículos, siempre manteniendo la separación mínima para que te permita reaccionar ante una retención brusca.

-Circula siempre por tu derecha, excepto cuando vas a adelantar. Una vez que lo hayas hecho, no tardes mucho en volver al carril derecho.

-Anticípate a las posibles situaciones de peligro con tiempo suficiente, e indícalo al resto de los conductores.

-No te confíes en los trayectos cortos. Nunca puedes descuidar tu seguridad al volante. Por mucho que conozcas mucho la carretera, los accidentes en vacaciones se producen en el destino o en pequeños recorridos.

4. Guarda la calma en los atascos

Si quieres evitar los atascos, te recomendamos que modifiques los horarios de salida, tanto a la ida como a la vuelta de tu viaje. Si no lo haces, puedes encontrarte con un atasco que puede hacer que te ponga de mal humor nada mas empezar las vacaciones. Lo mejor es estudiar la ruta con tiempo para buscar otra opción en caso de que sea necesario. Recuerda que un conductor que circula durante horas en un atasco aumenta el riesgo de sufrir un accidente, provocado por la fatiga, la somnolencia o el estrés. Al mismo tiempo que aumentan las ganas de terminar el viaje e indirectamente intentas recuperar el tiempo perdido, sin tener en cuenta el “efecto acordeón” de los atascos. Por ello, lo mejor es que no te pongas horas de llegada y que guardes la calma.

Atascos
GUARDA LA CALMA EN LOS ATASCOS. Fuente: Pixabay.

El coche te deja tirado en la carretera

En el caso de sufrir un accidente o encontrártelo,  recuerda la conducta PAS: protegerte de nuevos riesgos, avisar a las emergencias y socorrer a los heridos en los casos de extrema gravedad. Y si tu coche te deja tirado por una avería, tendrás que llamar a la compañía de tu seguro de coche para que te dé asistencia en carretera. Esta cobertura con Balumba es opcional, serás tú el que decida incluir en tu seguro de coche. Cuenta con dos ámbitos de protección complementarios, al vehículo asegurado y a las personas. Por tanto, si viajas estas vacaciones en coche, será necesario que la tenga.

María Romero

Autor María Romero

Publicista y Relaciones Públicas dedicada a la publicidad 360º y Marketing 2.0. Puedes encontrarla en Silicon Drinkabout Sevilla y seguirla en @mromerocharneco

1 Comentario

Deja una respuesta

icono coche balumba

Calcula tu precio online, ¡y ahorra un 30%!

CALCULA TU SEGURO