close

Averías del coche: Top ten

A veces las averías del coche pueden arruinar antes de tiempo tus vacaciones de verano. ¿Sabes cómo librarte de ellas? Balumba, te indica cómo evitarlas y qué hacer si ocurren.

Top ten de averías del coche en verano

¿Cuáles piensas que son las averías mas frecuentes? Con la llegada del verano, aumenta los desplazamientos como consecuencia de las vacaciones. Coger el coche con más frecuencia y la subida de las temperaturas provocan que aumente el riesgo de que se produzcan averías en tu coche. En esta temporada, es habitual que se produzcan los siguientes daños:

1. Pinchazos. De repente vas conduciendo y algo pincha un neumático. ¿Qué haces ante esta situación?

Lo aconsejable es sujetar fuerte el volante e intentar mantener el coche recto. No debes soltar el acelerador ni frenar a fondo ya que degradarás la rueda pinchada más rápido. A continuación, debes parar el vehículo lentamente utilizando lo menos posible los frenos.

En ocasiones, muchos pinchazos no se producen por un clavo, sino de rodar sobre socavones, chapas, tapas de registro y alcantarillas mal cerradas. Por ello, es aconsejable revisar tus ruedas de forma periódica. En el caso de que se te haya clavado un pincho, alcayata, etc. puedes echar un spray reparapinchazos. Este tiene una mezcla de látex y espuma que se inyecta por la válvula y tapona el pinchazo al tiempo que hincha el neumático, pero esto es una solución temporal ya que deberás ir a tu mecánico a sustituir el neumático, puesto que es peligroso circular con una rueda en mal estado.

Recomendación con tus neumáticos

No debes apurar la vida útil de tus neumáticos más allá de los 1,6 mm de profundidad, ni cargarlo con mucho peso. Cuando se viaja en verano con el coche, es muy habitual que haya problemas con ellos como consecuencia del peso excesivo que soportan. Tenemos una tendencia a cargar el coche hasta arriba cuando nos vamos de vacaciones. Y esto junto con la alta temperatura del asfalto y el funcionamiento de las ruedas en estas condiciones provocan daños en estas.

2. Reventón de una rueda

Los reventones de las ruedas suelen darse por varias causas:

– Deformación del neumático.

– Circular durante mucho tiempo con una presión de inflado deficiente.

Ante esta situación, te recomendamos actuar de una forma muy similar a la de un pinchazo; sujetar bien el volante y no soltar el acelerador. Nuestro consejo para que esto no te ocurra otra vez, es que compruebes de forma periódica las presiones de inflado, no sobrecargues el coche y no excedas la velocidad máxima permitida.

En el caso de que te reviente una rueda, la única solución es cambiarla. Una vez que lleves tu coche al taller, es conveniente que revises el resto ya que si han estado circulando en las mismas circunstancias también es recomendable cambiarlas.

3. Calentón

Vas circulando y de repente te sale humo por debajo del capó o se te enciende el testigo de la aguja de la temperatura. ¿Qué haces? Ante todo guardar la calma. Luego, debes detener el coche y ponerlo en punto muerto. Deja el motor al ralentí y observa atentamente si la aguja de la temperatura comienza a descender hasta llegar a su lugar de origen (el centro), en el caso de que no se produzca esto, deberías parar el motor.

¿Por qué sucede esto?

-Llevas una carga pesada en una pendiente muy pronunciada.

-Conduces de forma violenta como si estuvieras en un rally.

-No tienes agua en el circuito.

-Tienes una avería en el termostato o la bomba que impiden la circulación del agua.

– Tienes el radiador obstruido o electroventilador estropeado.

4.Batería descargada

Vas a coger el coche y de repente ves que no arranca. ¿Qué ha pasado? Tu batería se ha descargado y no eres capaz de encender el motor. ¿Qué debes hacer en esta situación? Lo aconsejable es llevar a cabo la práctica del biberón, es decir, que a través de los cables arrancadores, otro vehículo dé potencia a tu motor. Otra opción es llamar a tu compañía de asistencia en carreteras.

Si tu batería ya se te ha descargado varias veces completamente o el motor se te cala con frecuencia, es hora de cambiar la batería. Además, a partir del cuarto año, es recomendable sustituirla.

Motor limpio y engranaje
Motor limpio y engranaje

5. Alternador

La batería se te ha descargado, intentas darle un biberón pero no arranca de ninguna manera. Piensas que de nuevo es que se te ha descargado la batería pero al quitar los cables del coche para usarlo como arrancador, tu coche se para. Y mientras que haces esta práctica, se enciende un testigo rojo de la batería. Si sucede esto, debes comprobar la tensión a la que el alternador está recargando la batería, para ello, puedes usar multímetro. Un alternador nuevo cargará la batería a unos 13,4 voltios de tensión. No debes usar voltajes inferiores ya que volverán a descargar la batería. Lo mejor es cambiar el alternador aunque este sea caro.

Revisión talleres

Si quieres evitar todas estas averías del coche, lo mejor es llevar tu coche al taller antes de salir de viaje. Debes comprobar su estado para que no te deje tirado en medio de la carretera al comienzo de tus vacaciones o incluso a la vuelta de ellas,  ya que en ambas situaciones supone un fastidio. Con Balumba podrás reparar tu coche en el taller más cercano a ti. Tienes a disposición una extensa red da talleres colaboradores con más de 350, seleccionados en base a criterios de calidad y que están repartidos por todo el territorio español para facilitarte la reparación. Además, nuestra recomendación es que tengas contratado también la cobertura de asistencia en viajes. Mejor prevenir que curar.

 

 

María Romero

Autor María Romero

Publicista y Relaciones Públicas dedicada a la publicidad 360º y Marketing 2.0. Puedes encontrarla en Silicon Drinkabout Sevilla y seguirla en @mromerocharneco o en su web personal mariaromeroch.com

1 Comentario

Deja una respuesta

icono coche balumba

Calcula tu precio online, ¡y ahorra un 30%!

CALCULA TU SEGURO