close

¿Qué partes del coche debes revisar para evitar sustos?

Ya te hemos recordado en varias ocasiones que es fundamental revisar bien tu coche antes de irte de viaje. Pero, ¿sabes exactamente qué partes del coche son las que debemos chequear? ¿Dónde debes fijarte? ¿Cuáles son las más sensibles? Te traemos hoy un pequeño listado de esas piezas del vehículo que no debes olvidar revisar para evitar averías o sustos durante tus vacaciones (o en tu día a día). ¡Aquí tienes!

Partes del exterior del coche que debes revisar

Neumáticos

Es una de las partes del coche más importantes, y de las que a su vez más deterioro sufren. Ten en cuenta que soportan el peso completo de tu vehículo, el rozamiento con la calzada, están expuestos a los agentes meteorológicos,…

Todos estos factores hacen que los neumáticos sean una pieza sensible del coche, no solo por los posibles pinchazos o roturas que puedan sufrir. Debes revisar siempre que la presión es la adecuada, que no se han desgastado las gomas, etc.

Faros e intermitentes

Las luces del coche son uno de los elementos fundamentales para la seguridad: te aportan visibilidad, te hacen visible a los demás conductores y peatones y son la parte del vehículo con la que señalizas a los demás ocupantes de la vía tus movimientos y maniobras.

Por eso, es importante que revises que todas ellas funcionan correctamente, sin bombillas fundidas o conexiones que fallan.

Parabrisas

Y ya que estamos hablando de la visibilidad, recuerda que los parabrisas también hay que revisarlos, incluso en verano (porque aunque no lo parezca, en cualquier momento puedes sufrir una tormenta de verano que te obligue a utilizarlos). Esta parte del coche suele pasar inadvertida y no es, hasta que la necesitamos, cuando nos damos cuenta de que se ha deteriorado o estropeado.

No dejes que eso ocurra. Recuerda que unas escobillas en mal estado pueden rayar tus cristales o ensuciarlos, lo que no solo puede deteriorar la luna, sino que además provocará dificultades de visibilidad que pueden ponerte en peligro.

El chasis y la carrocería

Estas dos partes del coche son fundamentales para su estabilidad y su funcionamiento, y no debes confundirlas. El chasis es la estructura interna que da forma y rigidez al coche, mientras la carrocería es la estructura externa y más visible, en la que reposa el peso de los pasajeros y la carga. Ambos son partes fundamentales del vehículo y, por eso, debes asegurarte de que se mantienen en perfecto estado. Por supuesto, un arañazo no va a poner en riesgo tu seguridad, pero si tu coche tiene un bollo pronunciado o algo parecido, es mejor que lo lleves al mecánico antes de que el problema pueda afectar a otras piezas o a tu seguridad (como las ruedas o el cierre de las puertas).

Partes del coche interiores: no te olvides de…

Los frenos

No es solo cuestión de ver si el coche frena bien, ya que a veces puede haber un problema que no podemos comprobar a simple vista. Debes también revisar el estado de las pastillas, el líquido y los discos de freno. Si uno de los tres está demasiado gastado, puede poner en riesgo el funcionamiento del sistema de frenado del vehículo.

El sistema de suspensión

Si sientes que tu coche pierde estabilidad en las curvas (el efecto “barco”) o que algunas piezas chirrían o hacen ruidos, es posible que el sistema de suspensión esté en mal estado. Lo más recomendable es una revisión anual de todo el automóvil, en la que asegurarte de que todas las partes del coche, incluido el sistema de suspensión, están a punto.

Los cinturones de seguridad

Sobre todo el que no está en tu asiento, ya que es el que probablemente no sabes si funciona. Si vas a viajar con pasajeros, asegúrate de que todos los cinturones están en buen estado y funcionan con total seguridad.

Las bujías

Es otra de las piezas que debes revisar periódicamente para asegurarte de su buen funcionamiento. Si no lo haces, estas podrían estar deterioradas, dificultando el arranque y multiplicando el gasto de combustible.

Como ves, son muchas las partes del coche que debes revisar con frecuencia para asegurarte de que todo funciona correctamente y evitar averías muy frecuentes. Pero también es cierto que no podemos controlar todo lo que ocurre en nuestro coche y a veces puedes encontrarte con un imprevisto y requerir de asistencia. Para esos casos, recuerda que con Balumba tienes un seguro de coche que te ofrece lo que necesitas, ¡a un precio más bajo! Compruébalo calculando tu seguro en 2 minutos y empieza a ahorrar.

CALCULA TU SEGURO
Redacción

Autor Redacción

El equipo de redacción de Balumba te trae los mejores consejos y anécdotas sobre el mundo del motor.

Deja una respuesta

icono coche balumba

Calcula tu precio online, ¡y ahorra un 30%!

CALCULA TU SEGURO