close

Nieve: Consejos automovilísticos

En caso de no poder evitar salir a la carretera con nieve, Balumba te ofrece algunos consejos básicos para que te sientas seguro y sepas qué hacer en cada momento. Como ya sabes, lo principal es evitar conducir con estas condiciones climatológicas, puesto que los riesgos de accidente son mayores, sin embargo, en ocasiones, la decisión de usar el transporte privado se torna en obligación, siendo justo en esos momentos cuando tendremos que seguir una serie de consejos.

Consejos en casos de nieve

-Si cuando vamos a coger nuestro coche para empezar el viaje observamos que está rodeado de nieve o incluso tapado por ella, lo primero que tenemos que hacer es acordarnos de la paciencia. Las prisas son malas consejeras y en este caso no nos ayudarán en nada:

-Lo primero que hay que hacer es quitar la nieve que cubre la puerta; en este caso necesitaremos una pala o alguna herramienta parecida. Una vez abierta la puerta, arrancamos (importante que el tubo de escape no esté tapado) y ponemos la calefacción apuntando a los cristales.

-Mientras los cristales se van calentando, llega el turno de seguir quitando la nieve que rodea al automóvil. Una vez retirada toda esa nieve (incluida la del techo, que puede provocar caídas y deslizamientos peligrosos en movimiento) nos fijamos en los cristales.

-Para retirar la nieve acumulada en los cristales es necesario hacerlo con algo no metálico, aconsejando siempre usar una pala de plástico o cualquier otro material que no dañe  las lunas. Esto tiene mucha más importancia si no tenemos la rotura de lunas cubierta en nuestro seguro de coche. No se recomienda rociarlos con agua caliente ya que el cambio drástico de temperatura podría conllevar la rotura de los mismos.

-Para prevenir los tres apartados anteriores lo mejor es intentar situar el coche en un lugar alejado de la nieve que cae de los tejados; si aparcamos en un desnivel hacerlo cuesta abajo, y es mucho mejor si cubrimos los cristales con alguna funda o plástico.

Nieve, consejos para tu automóvil

-Si el trayecto lo vamos a realizar de madrugada o al amanecer debemos extremar la precaución, ya que son en estas franjas horarias cuando tenemos más probabilidades de encontrar hielo.

-En caso de necesitarlo, pon las cadenas a los neumáticos o utiliza los neumáticos de invierno. Los neumáticos de invierno son más caros que los normales y en buenas condiciones climatológicas tienen que ser cambiados de nuevo, sin embargo aseguran mayor agarre y, sobre todo, mayor escape de agua gracias a que el dibujo de la banda de rozamiento es más profundo.

-La velocidad debe ser moderada, evitando frenazos bruscos.

-Si derrapas, deja de acelerar, intenta no pisar el freno y gira el volante en el sentido al que se dirige la parte trasera de tu coche.

-En caso de quedarte atrapado en mitad de la carretera contacta con los servicios de emergencia, no retires la nieve que se vaya acumulando sobre el coche (hace de contenedor de la temperatura en caso de bajada extrema de la misma) y comprueba cada cierto tiempo que el tubo de escape no está obstruido, ya que en ese caso la calefacción en el interior podría volverse una trampa mortal.

-Antes de partir hay que asegurarse de que el móvil tenga batería suficiente (o que tengamos el cargador del coche), que llevemos ropa de abrigo suficiente, que el depósito de gasolina esté completo, que los parabrisas funcionan correctamente, que los neumáticos tengan la presión adecuada y que llevamos agua y/o comida.

Balumba te desea un buen viaje.

ChemadeAquino

Autor ChemadeAquino

Periodista. Creador de SiempreConectado.es Puedes seguirlo en twitter @Chemadeaquino y hablar con él sobre este artículo.
icono coche balumba

Calcula tu precio online, ¡y ahorra un 30%!

CALCULA TU SEGURO