close

¿Por qué pueden ser multados los peatones?

Que te pongan una multa cuando vas conduciendo es muy común y, probablemente, a todos nos haya pasado (o nos vaya a pasar) alguna vez. Pero, ¿qué pasa cuando es el peatón el que incumple una norma de circulación? ¿pueden ser multados los peatones? Así es, y es posible que tú hayas cometido alguna infracción circulando a pie sin saber que podían multarte. Algunas de ellas, de hecho, quizás no sepas siquiera que son infracción. ¡Atento!

Multas a peatones, ¿cuáles son?

Como peatón, te pueden poner una multa por…

1. Caminar por la derecha fuera de poblado

Entre las normas para peatones, también destacan las que van dirigidas a hacerte más visible cuando circulas andando por vías interurbanas. Por un lado, cuando atraviesas una vía fuera de poblado, debes hacerlo siempre por el lado izquierdo del arcén. Así, podrás ver fácilmente a los vehículos que se acerquen de frente y tomar las precauciones necesarias para una circulación seguro.

Además, si caminas por una carretera fuera de poblado entre el ocaso y la salida del sol, o en condiciones climatológicas que dificulten la visibilidad, también deberás llevar elementos reflectantes que te hagan lo suficientemente visible para los conductores. Si incumples alguna de estas normas, puedes ser sancionado con multas de hasta 80€.

2. Caminar por autovías o autopistas

Otros 80€ puede costarte caminar por autovías o autopistas, ya que está prohibido atravesar andando este tipo de carreteras. Si vas en el coche y tienes que salir por cualquier motivo de fuerza mayor (averías, accidentes, malestar físico, etc.), recuerda que siempre deberás hacerlo con un chaleco reflectante y que tus acompañantes deberán quedarse dentro del coche.

Los peatones tienen prohibido circular por autovías y autopistas. Únicamente por motivos de fuerza mayor (malestar físico, avería, accidente, etc.), el conductor puede salir del coche en busca de auxilio, pero los demás ocupantes deben permanecer dentro del coche.

CALCULA TU SEGURO

3. Cruzar con el semáforo en rojo

Estamos seguros de que, cuando lo haces, sabes que estás incumpliendo una norma. Sin embargo, ten cuidado: puede tener más consecuencias de las que crees: aunque no veas ningún coche, tengas prisa, etc., cruzar en rojo puede costarte una multa de hasta 200€. Así que la próxima vez, si no es por tu seguridad, al menos hazlo por el coste que puede suponer: espera esos 10 segundos a que el muñeco se ponga en verde.

Multas por semáforos a peatones

4. Cruzar por lugares indebidos

Si vas a cruzar la calle, deberás hacerlo siempre por la zona habilitada para los peatones. De lo contrario, si cruzas por en medio de la calzada a pesar de haber paso de peatones o semáforo cerca, podrías tener una sanción de 80€.

5. Caminar por la calzada habiendo zona peatonal

Siempre que haya una zona peatonal practicable (que no esté cortada por obras o similares), debes circular por ella y no invadir la calzada. Hacerlo puede conllevar una multa de 80€.

6. Andar por el carril bici

Recuerda que, aunque esté situado en una zona peatonal, un carril bici es precisamente eso: un carril en que sólo debes circular en bicicleta. Por eso, si un peatón invade el carril bici (o por un carril BUS-VAO) puede ser sancionado con una multa de hasta 200€.

7. Caminar demasiado despacio

Sí, has leído bien. Esta es, probablemente, una de las multas menos conocidas que pueden ponerte como peatón. Pero, en realidad, tiene bastante sentido: caminar demasiado despacio sin motivo real puede entorpecer el tráfico y crear aglomeraciones peligrosas para la seguridad vial. Por eso, hacerlo puede conllevar hasta 80€ de multa.

8. Negarte a hacer las pruebas de alcohol… O dar positivo en la misma

Si vas caminando y te ves implicado en un accidente de tráfico o cometes una infracción, estás obligado a someterte a la prueba de alcoholemia cuando la policía lo requiera. Si das positivo, no podrán retirarte puntos del carnet porque no vas conduciendo, pero sí tendrás que afrontar una multa importante. De hecho, si das entre 0.25 y 0.50 g/litro de sangre, la sanción puede ascender hasta los 500€. Y, si superas los 0.50 g/l o eres reincidente, la multa puede alcanzar los 1000€.

Pero, ¿quién protege a los peatones?

¿Qué ocurre si, en lugar de cometer una infracción, sufres un accidente como peatón? Con nuestra cobertura de defensa jurídica, todos los clientes Balumba están protegidos ante posibles atropellos mientras circulan como peatones. Nos hacemos cargo de la reclamación de los daños que pudieras sufrir como peatón o yendo en bicicleta, como pasajero en cualquier vehículo terrestre de motor o como conductor en cualquier vehículo terrestre sin motor. ¿Quieres más información?

INFÓRMATE
Redacción

Autor Redacción

El equipo de redacción de Balumba te trae los mejores consejos y anécdotas sobre el mundo del motor.

Deja una respuesta