close

Conducir en reserva: por qué no debes hacerlo

¿Eres de los que, para ahorrar en gasolina, prefiere conducir en reserva? Pues cuidado: más que ahorrar, puedes estar provocando una avería en el coche que, a la larga, te saldrá muy cara. ¿Quieres saber por qué es malo conducir en reserva? Te lo contamos.

¿Es malo conducir en reserva?

Si te has hecho esta pregunta alguna vez, la respuesta es clara: sí. Y el por qué es muy sencillo.

El combustible contiene, entre otros, algunas impurezas y partículas en suspensión que podrían deteriorar el motor. Estas partículas  se acumulan en el fondo del deposito de gasolina (o diésel) de tu coche, ya que son más densas que el resto de componentes del combustible. Al conducir con el coche en reserva, este consumirá esos últimos litros de combustible, arrastrando consigo todas las impurezas y partículas dañinas hacia el motor.

Antes de llegar al motor, los filtros de combustible frenarán algunas de esas partículas. Sin embargo, hay otras sustancias que se encuentran en estado líquido (las parafinas), que llegarán hasta el motor y pueden provocar daños irreparables en los inyectores del coche. Y créenos, la reparación te saldrá más costosa que un repostaje a tiempo.

Por qué no conducir en reserva

Mangueras de repostaje gasolina

La avería de los inyectores no es la única consecuencia negativa que puede tener conducir en reserva. Además de lo anterior, deberías saber que:

  1. Al utilizar la reserva del coche la bomba de succión (la que se encarga de sacar el combustible del depósito y llevarlo hasta el motor) tiene que sobreesforzarse para obtener la gasolina o el diésel, provocando así un mayor deterioro de la misma que en algunos casos provoca que gripe.
  2. La gasolina es la encargada de refrigerar la bomba. Sin embargo, cuando apuras la cantidad de gasolina, esta puede filtrar burbujas de aire que dificultan este enfriamiento, lo que hace que no se realice correctamente y, de nuevo, puede provocar daños en la bomba de succión.
  3. Y, por supuesto, el hecho de conducir en reserva es siempre un riesgo de quedarte tirado en cualquier momento. Aunque el indicador de tu coche diga que aún tienes combustible para determinados kilómetros, en realidad este es un cálculo aproximado y dependerá de muchas cosas: la velocidad a la que vayas, el estado del tráfico, el tiempo que pases parado, la marcha que utilices,… Así que, mejor no te fíes y no apures la gasolina.

Como ves, conducir en reserva no es un gran truco para ahorrar gasolina, y puede  convertirse en la causa de graves averías que conlleven un gasto con el que no contabas. Así que ya sabes, para evitar sorpresas desagradables y de verdad ahorrar con tu coche, mejor repostar antes se encienda el piloto de reserva.

Y si quieres ahorrar en tu seguro de coche, ¡calcula tu precio con Balumba en 2 minutos!

CALCULA TU SEGURO
Redacción

Autor Redacción

El equipo de redacción de Balumba te trae los mejores consejos y anécdotas sobre el mundo del motor.

Deja una respuesta

icono coche balumba

Calcula tu precio online, ¡y ahorra un 30%!

CALCULA TU SEGURO