close

Cómo aparcar en línea sin comerse el coco (ni rozar el coche)

Situación: Estás conduciendo tu coche, has llegado a tu destino y llega el “doloroso” momento de aparcar. Bien, parece fácil, ¡pero no! Primero te llevas un ratito para encontrar aparcamiento (igual si utilizas Aparkarma te cuesta menos 🙂 ), pero el caso es que cuando llevas más vueltas que una noria sin frenos parece que has encontrado un sitio. Ahora viene la primera pregunta ¿Cabe mi coche en este hueco? Igual sí que cabe, pero tu habilidad para aparcar en línea no es la más alta (No, no eres una fusión perfecta entre Fernando Alonso y Carlos Sainz, además tienes dudas de que estos dos grandes deportistas sepan aparcar porque nunca los has visto haciendo esta maniobra). El caso es que piensas que igual tu coche cabe en el hueco pero el aparcamiento en línea no es uno de tus puntos fuertes. ¡No hay problema! En Balumba te traemos este post con el que el aparcamiento en línea dejará de ser un problema. Siempre queremos facilitar ayuda para clientes, y para los no clientes también, claro, que todos tenemos que aparcar. Por eso abre bien los ojos y en tu próximo aparcamiento en línea aplica estos consejos para dejar tu coche tan bien aparcado que la gente te detendrá por la calle y te preguntará dónde has aprendido a aparcar tan bien en línea. Tú claro, en ese momento puedes hablarle de nosotros y cómo te echamos una mano. ¡Eso ya es decisión tuya!

Cómo aparcar en línea paso a paso

1. Señalizar la maniobra de estacionamiento en línea

Puede que parezca de perogrullo, pero lo primero que tenemos que hacer cuando queremos aparcar en línea nuestro coche es señalizar con los intermitentes la maniobra que vamos a realizar. Normalmente cuando alguien quiere realizar un estacionamiento en línea se detiene en un carril de la carretera. Por lo que es muy habitual que detrás de ti vengan más coches. Para evitar colisiones traseras o que se formen retenciones provocadas por nosotros, una señalización con tiempo con el intermitente correspondiente al lado hacia el cual vamos a aparcar será totalmente conveniente. Esto es, si queremos aparcar a la derecha, accionaremos la palanca del intermitente y señalizamos que nuestro próximo movimiento, cuando las circunstancias de la conducción lo permitan, será irnos a la derecha. Esto, hablando bien y rápido, es hacer las cosas bien y de forma totalmente segura.

BMW listo para aparcamiento en línea.
En teoría en este hueco cabría hasta un portaaviones, pero nosotros vamos a intentar aparcar este BMW i3. Lo primero, colocarnos en paralelo y señalizar. Foto: BMW.

TIP: Para visualizar mejor las instrucciones de Balumba sobre cómo aparcar en línea, imagina que estás aparcando tu coche en la calle en la que vives, y utiliza siempre un mismo lado de la carretera para pensar en los pasos que te describimos a continuación.

2. Busca las referencias para aparcar en línea

El siguiente paso será colocar nuestro coche en línea, paralelo al automóvil que esté justo delante del hueco donde queremos meter nuestro coche. Hay que hacer hincapié en que este coche será nuestra gran referencia a la hora de aparcar en línea. Ahora hay dos posibilidades por las que podemos optar para tener puntos de referencia a la hora de alinear nuestro vehículo siempre sin perder de vista el coche delantero. La primera opción es alinear nuestro eje trasero (los neumáticos traseros) justo con el parachoques trasero del coche que se encuentra delante del hueco donde dejaremos nuestro vehículo. La segunda posibilidad es colocar el morro de nuestro coche justo en paralelo con el espejo retrovisor del coche de referencia. Esta última opción no falla, es un seguro a todo riesgo. Hasta aquí el volante del coche debe estar recto.

maniobra para aparcar BMW i3
Aquí estamos colocando el espejo retrovisor izquierdo de forma que enfoque el faro delantero derecho del coche de atrás. Foto: BMW.

3. Girar y marcha atrás

Una vez correctamente posicionados llegará el momento de girar el volante en el mismo sentido hacia donde queremos aparcar. Es decir, si queremos aparcar en línea junto a la calzada derecha, giraremos el volante casi por completo a la derecha. Una vez hecho esto, meteremos marcha atrás y suavemente iremos retrocediendo. Como dicen los italianos, “piano piano” será el mejor truco para esta fase del aparcamiento en línea. ¿Hasta cuándo tenemos que dar marcha atrás con nuestro coche y con el volante girado? Pues hasta que se vea de forma centrada por nuestro retrovisor más alejado de la acera, el faro delantero-izquierdo del coche que está aparcado justo detrás. Puede parecer lioso, pero si se cumplen estos pasos, el aparcamiento en línea estará chupado. En esta tercera fase también podemos utilizar los espejos retrovisores de otra forma a la hora de usarlos a modo de “chivatos” o referencias para tu aparcamiento en línea, indicadores de si estamos aparcando bien. También podemos saber cuándo dejar de dar marcha atrás con nuestro coche una vez que el retrovisor que esté más cerca de la acera se coloque a la altura del parachoques trasero del coche de referencia, o del coche que quedará finalmente aparcado justo delante de nuestra plaza.

maniobra marcha atrás BMW
Nuestro coche ya está casi aparcado en línea. ¡No perdamos la concentración! Foto: BMW.

4. El toque final para aparcar en línea

A partir de aquí, habrá que ir girando el volante hacia la dirección en la que se encuentre la acera (enderezando las ruedas) mientras damos suavemente marcha atrás. El coche quedará poco a poco bien aparcado hasta en el hueco más estrecho (¡tampoco intentes meter un Land Rover en un hueco en el que no cabe ni un alfiler!). Si no ha quedado bien a la primera o si está muy separado del bordillo, puedes sacar el morro de tu coche un poquito e ir rectificando tu aparcamiento en línea de forma que quede bien posicionado. ¡Y ya está! Adiós a la eterna duda de cómo aparcar en línea.

BMW i3 aparcado en línea.
Ea, mirad qué bien aparcado nos ha quedado el cochechito. No hemos tenido que rectificar ni una sola vez. Foto: BMW.

Y si haciendo estas maniobras durante el estacionamiento en línea, tienes la mala suerte de darle un “besito” a tu coche con un árbol, una columna, un bordillo u otro coche, tienes dos opciones: Preocuparte, o estar tranquilo si tienes por lo menos tu seguro de coche a todo riesgo con Balumba. ¿Quieres aparcar tranquilo?

Infórmate aquí

En este caso no habrá nada que temer porque nosotros nos encargaremos del papeleo. Eso sí, si aparcas en línea dentro de un garaje, recuerda hacer todo lo contrario que Mr. Bean a la hora de salir de allí. 😉 (Menos mal que al menos no tiene un pintball detrás del aparcamiento).

Y tus dudas sobre con otro tipo de aparcamiento, también te contamos aquí cómo aparcar en batería. ¡No te lo pierdas!

Balumba

Autor Balumba

En Balumba ofrecemos seguros de coche y moto. Puedes contratarlos a través del teléfono o por internet. Visita ahora www.balumba.es ¡Te esperamos! Sigue a Balumba en Google +
icono coche balumba

Calcula tu precio online, ¡y ahorra un 30%!

CALCULA TU SEGURO