close

Cómo arrancar un coche sin batería

Estás circulando con tu vehículo, paras a descansar un rato y cuando quieres reanudar tu viaje… ¡plas!: notas que no hay manera de que vuelva a ponerse en marcha, sin que puedas hacer nada para evitarlo. Vas con prisa a algún sitio, te montas en el coche, te dispones a arrancar y, de repente, tu vehículo no se mueve… ¡Horror! ¿Qué podemos hacer en estas situaciones? Tranquilo: en este artículo encontrarás todo lo que necesitas saber sobre cómo arrancar con pinzas y qué hacer si te encuentras ante un coche sin batería.

Aunque no nos guste, una de las averías de coches más comunes es la descarga de la batería. De hecho, la esperanza de vida media de este elemento es de unos 7 años siempre que la mantengamos en buen estado. A partir de entonces, puede empezar a fallar y es necesario saber qué podemos hacer para evitarlo y, sobre todo, cómo debemos reaccionar cuando ocurra.

Qué hacer ante un coche sin batería

Bateria del coche

Si esto te ocurre, es importante que sepas todos los pasos que debes seguir.

  1. Toma las precauciones necesarias. Recuerda que, ante cualquier avería del coche en medio de la calzada, debes utilizar los triángulos de emergencia y el chaleco reflectante para avisar al resto de conductores.
  2. Retira el vehículo de la vía. Si compruebas que es imposible volver a arrancar el coche, es importante que lo retires lo máximo posible para evitar peligros y para no entorpecer la marcha de otros conductores.
  3. Una vez retirado, llama a tu seguro de coche.
  4. Si viajas con alguien o puedes llamar a alguien para pedirle ayuda, puedes utilizar las pinzas de arranque para recargar la batería y podrás reanudar tu marcha.
CALCULA TU SEGURO

Cómo arrancar un coche con pinzas

Precauciones previas a arrancar el coche

Si vas a utilizar unas pinzas de arranque, es importante que antes tomes determinadas precauciones. En primer lugar, recuerda que necesitarás otro vehículo al que conectarlas y que te transfiera la energía. En este sentido, debes tener mucho cuidado y fijarte bien en que las dos baterías (la tuya y la del otro coche) tengan la misma potencia.

Una vez que lo hayas comprobado, deberás colocar ambos vehículos cerca. Dado que tienes el coche sin batería, deberás situar el otro al lado del tuyo. Al hacerlo, recuerda: deben estar lo suficientemente cerca para poder conectar las pinzas de arranque a ambos coches pero sin que exista contacto alguno entre las carrocerías.

Por último, antes de poder conectar las pinzas debes asegurarte siempre de que el contacto de ambos coches está desconectado por completo y activa el freno de mano. Aunque puede parecer muy obvio, como el coche se ha quedado sin batería, en muchas ocasiones ni siquiera se encienden las luces, por lo que podemos pensar que está completamente apagado y olvidarnos de retirar la llave. Si esto ocurre, el resultado puede ser muy peligroso una vez que conectemos las pinzas.

Cómo arrancar con pinzas de arranque

Pinzas de arranque

Una vez que has tomado todas las precauciones anteriores, estás listo para utilizar las pinzas. Para hacerlo, debes seguir los siguientes pasos:

  1. Abre el capó de los dos coches y busca en las baterías los bornes positivo y negativo de cada una.
  2. Como verás, las pinzas tienen en cada extremo dos colores diferentes: uno rojo y otro negro. Conecta los rojos a los bornes positivos de cada batería, recordando siempre que debes conectar primero el del coche con batería.
  3. Conecta una de las pinzas negras al borne negativo de la batería cargada y la otra a algún elemento del coche sin batería, pero nunca al borne negativo de la misma. Al conectar las pinzas, asegúrate de que quedan bien fijadas y no van a soltarse en ningún momento o podría producirse un corto circuito.
  4. Pon los coches en marcha. De nuevo, arranca primero el coche que tenía la batería con carga.
  5. Retira las pinzas de los coches (aun en marcha). Para hacerlo, debes desconectar en primer lugar las del coche que tenía la batería descargada (es decir, al contrario de cómo las conectamos). Ten mucho cuidado de no rozar ninguna zona metálica del coche con las pinzas ni permitir que se toquen entre ellas.
  6. Ya puedes quitar el contacto del coche que te ha servido como puente de la batería.
  7. Revoluciona el motor del coche sin batería, alcanzando unas 2000 rpm y mantenlo así durante dos o tres minutos.
  8. Circula con el mismo durante un rato para que la batería funcione y llévalo a un taller. Allí podrán revisar el estado de tu batería, encontrarán los motivos por los que se ha descargado y podrán poner las medidas necesarias para que no vuelva a ocurrirte.

¡Evita empujar el coche!

Ojo. La práctica común de intentar arrancar el coche cuando se te ha quedado sin batería, empujándolo en punto muerto y metiendo segunda cuando alcanza determinada velocidad, es en realidad muy peligrosa para el coche. Al hacerlo, envías combustible sin quemar al tubo de escape. Si esto ocurre cuando el catalizador está caliente, el carburante se quemará al entrar en contacto con éste, deteriorándolo e, incluso, pudiendo estropearlo por completo.

Y, si aún haciendo todo esto, no consigues arrancar el coche, llama a tu seguro de coche. Con la cobertura de Asistencia en Viaje de Balumba no tendrás que preocuparte por nada: una grúa te recogerá en menos de 45 minutos, intentaremos la reparación in situ y, si no fuera posible, podrás elegir el taller que prefieras para tu vehículo. ¡Todo son ventajas!

INFÓRMATE AQUÍ
Redacción

Autor Redacción

El equipo de redacción de Balumba te trae los mejores consejos y anécdotas sobre el mundo del motor.

1 Comentario

Deja una respuesta