close

15 Películas de coches… donde son los protagonistas

En Balumba sabemos que los amantes de los coches tienen un gran balcón al que asomarse con el cine. A través de la gran pantalla ven pasar innumerables películas de coches repletas de modelos con los que apenas podrán soñar. Sería una locura hacer una lista con todas las películas en las que aparezcan coches increíbles, sin embargo, sí que nos hemos atrevido a realizar una lista de películas en las que uno o varios coches tienen una importancia capital. En algunas son piezas clave en el transcurso del film y en otras, incluso, llegan a ser los auténticos protagonistas.

Películas de coches… protagonistas

1) La primera que incluimos en nuestra particular lista cronológica es Gran Prix, del año 1966. Galardonada con tres Oscars (Mejor montaje, Sonido y Efectos de sonido); la película narraba la historia de un piloto de carreras del Gran Prix (James Garner) que, tras ser expulsado de su equipo por provocar un accidente con su propio compañero, comienza su andadura en uno nuevo mientras mantiene una relación con la mujer de dicho compañero.
2) Dos años después, en 1968, se lanzaba la primera de una serie de películas en las que el protagonista sería un Volkswagen Beetle. En Ahí va ese bólido nos presentaron a Herbie, que así se llamaba el coche, para luego volver a verlo en hasta 3 películas más de rotundo éxito entre los espectadores. En 2005, en cambio, se hizo un remake que no tuvo tanto éxito. Como muestra, una parte de la crítica de José Manuel Cuéllar en ABC: “Ñoñerías a 4 ruedas. Si algo salva a la película es la actuación del coche, que supera en mucho a los humanos”.
Películas de coches: Herbie

3) También en 1968 veía la luz Bullitt. En esta película, galardonada con el Oscar al mejor montaje, Steve McQueen  es un policía que protagoniza una de las grandes persecuciones automovilísticas del cine. Por las calles de San Francisco primero y por las afueras de la ciudad después, el defensor de la ley realiza maniobras de infarto para acabar con “los malos”. No es una persecución más, es la persecución clave de una película. ¿Quedarían contentos en la compañía de seguros de coche con el resultado final?

4) Extraña que una película de Paul Newman pasara sin pena ni gloria por los cines de los años sesenta. El chico de los ojos azules anteponía la competición a cualquier otra faceta de su vida en 500 Millas. Quizá lo mejor de la película sea lo que sabemos de su rodaje, y es que Newman rodó todas las escenas de velocidad, dejando a un lado a los habituales dobles en las escenas de riesgo.

5) En 1969 Michael Caine prepararía un golpe maestro en Italia para robar cuatro millones de dólares de la mismísima Fiat. En The Italian Job varios Minis protagonizan una huida desesperada de la policía, algo que sería repetido en el remake del año 2003, pero esta vez con actores como Edward Norton o Charlize Theron.

Películas de coches

6) En 1971 llegaría una de las películas que más tensión nos transmiten en su visionado. En El Diablo sobre ruedas Steven Spielberg nos lleva a una carretera en la que un camión persigue incansablemente a un conductor tras un adelantamiento. Aunque pensada en un principio para emitirse en televisión, su brillantez y guión le permitieron saltar a la gran pantalla y convertirse en una película de culto para los seguidores del afamado director. Ni mucho menos harían un parte amistoso los dos protagonistas.

7) También en el 71 llegaría a las pantallas la película sobre una de las carreras más famosas del mundo automovilístico. En Las 24 horas de Le Mans, Steve McQueen (al que ya habíamos visto en Bullitt) disputa esta carrera de resistencia francesa después de un año de inactividad tras un accidente… que tendría consecuencias en el futuro del piloto.

8) En 1979 nacía la saga en la que un jovencísimo Mel Gibson se daba a conocer. En Mad Max, Gibson es un patrullero que persigue la justicia y a los maleantes en un futuro cercano pero apocalíptico. En el 81 y en el 85 llegarían sus dos secuelas, y para el 2013 se espera la cuarta película, dirigida por el mismo director, George Miller, pero esta vez sin Mel Gibson en la cinta. Nos aventuramos a decir que contratarán el seguro de lunas 🙂

9) Y cómo olvidar una de las sagas que más nos han gustado y en la que todo giraba en torno a un coche que hacía las veces de una máquina del tiempo. En Regreso al futuro,  Marty McFly viaja al pasado gracias al invento de su amigo, Doc.

DeLorean - Regreso al futuro

La máquina, un modelo DeLorean, aparece en todas las películas de la trilogía y guarda una curiosidad. En el 1955 de la película llegan a existir cuatro Delorean: el que lleva a McFly de vuelta a 1985, el que Doc esconde en la mina en 1885, en el que vuelven Mcfly y Doc para quitarle el almanaque deportivo a Biff y en el que el propio Biff llega para darse el almanaque deportivo a sí mismo en dicho año.

10) En 1986, vemos en la gran pantalla cómo una banda de delincuentes atemoriza a todo un pueblo norteamericano y a sus conductores. La banda parece hacer todo lo que quiere hasta que llega un misterioso conductor, ataviado con ropas futuristas, conduciendo un potente deportivo. The Wraith  mezcla a Charlie Sheen con velocidad y persecuciones.

11) En el año 2000, Nicolas Cage se dedica a robar coches en 60 Segundos. En esta película llena de acción y en la que también trabajan Angelina Jolie y Robert Duvall, podemos ver una gran cantidad de lujosos modelos cuyos dueños (ajenos a sus robos) gastan una gran suma de dinero en sus seguros a todo riesgo.

12) Un año más tarde nace la saga A todo gas. Sus cinco películas de coches, a las que habrá que sumar una más en el 2013, combinan tuneados, velocidad y escenas llenas de acción frenética sobre cuatro ruedas.

13) Hasta ahora, la mayoría de las películas de las que hemos hablado son para un público adulto, sin embargo, la que recordamos de inmediato está enfocada a un público infantil. Cars vio la luz y el éxito en el 2006. La película de animación relata la vida del coche más rápido del mundo, Rayo McQueen, y cómo se da cuenta de lo verdaderamente importante en ella. Con esta película habría que cambiar el concepto de seguro de coche por seguro de vida ¿no?

14) En 2007 llega una de las películas de esos directores que no deja indiferente a nadie. El igualmente amado como odiado Quentin Tarantino nos trae Death Proof. La película, que no es más que una de las dos partes en las que se divide Grindhouse, reúne sangre y velocidad en un coche preparado especialmente para matar al copiloto.

15) En el mismo año da comienzo otra de las sagas en las que los protagonistas son coches, o más que coches, vehículos… o mutantes. Transformers es la adaptación cinematográfica de los famosos dibujos animados que maravillaron a niños de medio mundo. Fantásticos seres procedentes de un lejano planeta toman la forma de aviones, coches y aparatos electrónicos de todo tipo para pasar inadvertidos en la Tierra. En 2013 veremos la cuarta entrega.

En Balumba queremos que nos digas cuál de estas películas de coches te gusta más, cuál falta en la lista (seguro que hay muchas) y cuál te apuntas para ver próximamente. Lo que es inamovible es que en todas estas películas se necesita, al menos, un buen seguro de coche.

ChemadeAquino

Autor ChemadeAquino

Periodista. Creador de SiempreConectado.es Puedes seguirlo en twitter @Chemadeaquino y hablar con él sobre este artículo.
icono coche balumba

Calcula tu precio online, ¡y ahorra un 30%!

CALCULA TU SEGURO